Friday, May 13, 2005

dormir, encantarse, y manejar una bici

Bicicletas diarias

Hay cosas en nuestra vida que son peligrosas: dormir, encantar y manejar una bicicleta. Dormirse, encantarse, y manejar, son tres invitaciones a lo mismo. Tres modos de irse a otra parte, a un lugar, a lugares que no siempre entendemos, que nunca gobernamos, que cada noche son distintos, y cada mañana nos deslumbran y asustan como una tarde de granizo en Mayo.

Manejar una bicicleta, como dormirse, es un peligro siempre, y una promesa cada vez. Es lógico temer a los peligros; sin embargo me he dado cuenta de que manejar tiene mas regularidad que dormir. Si te duermes en tu cama, tienes el riesgo de tener un sueno, el cual no te esperabas cuando te dormiste. Manejar una bici es menos peligroso con respecto a el hecho de que puedes tener el control de hacer cosas, puedes escoger tu ruta, tu destino, y tus tipos de riesgo; ni siquiera encantar tiene tal oportunidad. Imagínate que tengas un novio/a, ¿Piensas que tendrías menos riesgo en esta relación como en una aventura en las montanas con una bici, mochila, y unos amigos? La repuesta debe de haber sido, no, estar enamorada es mas peligroso. Hay mucha gente en el mundo, mujeres y hombres, que tienen miedo de enamorarse. A pesar de este miedo, sobreviven. Pero el tema hoy es manejar. Al manejar, siento que todo en mi vida no me importa. ¿Has ido a el cine te diste cuenta que mientras estabas viendo la película, tus problemas, tus estudios, tus deudas, tus amigos, tu familia, tu deseos, etc. parecían como no existieran? Toma este sentido y aplícalo a mi aventura en mi bicicleta porque siento así siempre. Con todo el respecto se merece, manejar es ser olvidado, es esconder en las sombras de tu vida?????. Mientras manejo, olvido que estoy en México, que tengo un papel que entregar mañana y tres hijos (jejjej no es cierto!).

Todo es posible con una bicicleta

Durante cada fin de semana, me levanto de madrugada, mas temprano cuando tengo que irme a trabajar durante la semana, y me pongo feliz. ¿Por qué me preguntas? Porque en este momento, tengo todo lo que necesito para ir a un lugar en el que nadie ha estado. A menudo le pregunto a la gente, “¿has ido a ciudad X?” Se queda sorprendida. Al principio, pensé que mi acento era horrible. Pero la realidad es que la gente no viaja hasta los distritos donde siempre voy. (Por tanto quizás sea una combinación de los dos). Si manejas tu bici, corres el riesgo de caerte o peor, estar en medio de la nada con una cadena que se rompió (lo cual le pasó a mi amigo el pasado fin).

Nos reunimos temprano, tan temprano que los gallos no quieren cantar ni levantarse. La ciudad duerme en ese momento, después una noche larga.
La cosa mas bonita de Oaxaca es la gente. Pero, en el segundo lugar es el campo. Cuando sales de la ciudad, no es como las demás en México, porque es virgen. La gente me mira como si fuera de Saturno.
“Bueno Días”, les comento, pasando tan rápido que mi voz es como un murmullo. Me siento vivo bajando las colinas y montanas. Mi adrenalina aumenta e incrementa hasta los cielos, me quedo tenso y nervioso. Me alegra que la gente me salude en el campo. Me da mucho gusto que los habitantes vivan una vida así. O sea, siempre parecen muy felices.

No hay una mejor manera de ver un país que manejar o correr. ¿Has ido a la sierra gorda en Queretaro, o el chico de Pachuca, los campos de Oaxaca, o las dunas de Sonora? Son lugares que exclusivamente puedes ir si tienes una bicicleta.

Cheerios son como México

Mi Cheerios esta en la mesa ahora mismo y leo su lema: No importa el gusto con nuestra variedad seguro encontrarás uno para ti.

El lema de México (en mi opinión): No importa el gusto con nuestro país seguro encontrarás un hobby para ti.
Es la realidad, puedes escoger lo que sea y todo lo que pase bien. Te digo eso porque he visto a mucha gente que no hace nada durante el día. Debes hacer algo, lo que sea, algo que te convenga.
A mi me gusta manejar mi bicicleta y seguiré manejándola para que conozca el campo de Oaxaca. Ojala que un día tenga yo la oportunidad a ver las valles y santiago apoala. Hay una voz en todo de nosotros, y ahora mi voz me llama a mi cama.

No comments:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
There was an error in this gadget